Un colectivo de emigrantes ecuatorianos presentó este martes al Consejo Nacional Electoral (CNE) una petición para iniciar un proceso de revocación del mandato al presidente Lenín Moreno, a quien acusan de haber incumplido sus promesas de campaña y de estar inmerso en acusaciones de supuesta corrupción.

COLECTIVO DE EMIGRANTES EN ESTADOS UNIDOS

Los ecuatorianos Galo Valarezo, Edgar Villavicencio y Neyma McElhaney, en representación de colectivos deemigrantes en Estados UnidosCanadá y Europa, entregaron al CNE documentos que, según ellos, respaldan su pedido de revocación del mandato de Moreno.

Lenín Moreno

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, habla junto al vicepresidente de Ecuador Otto Sonnenholzner / EFE

DOS MILLONES DE FIRMAS DE RESPALDO

Apoyados por militantes del movimiento Revolución Ciudadana (MRC), que lidera el expresidente Rafael Correa, indicaron en redes sociales que, si el CNE acepta su petición, recogerán dos millones o más de firmas de respaldo para convocar a un referendo revocatorio.

Virgilio Hernández, dirigente del MRC, indicó a Efe que se trata de una petición de varias organizaciones para que el CNE «inicie el proceso» de revocación del mandato de Moreno.

Lenín Moreno

El CNE debe enviar los documentos de la denuncia al presidente Moreno para que responda y luego decidir si acepta o no la solicitud, precisó Hernández, quien espera un pronunciamiento del ente rector electoral hasta fines de marzo.

Si el Consejo Electoral acepta la petición, entonces empezará un periodo de seis meses para que las organizaciones solicitantes del recurso puedan recoger unas dos millones de firmas de respaldo (15 % del padrón electoral) que se necesitan para aprobar un referendo revocatorio.

ACUSACIÓN DE EMPRESAS OFF-SHORE

Para Hernández, las causas para la revocación son legales y reales e incluyen la falta de cumplimiento de las promesas que Moreno hizo en la campaña electoral que le llevó a la Presidencia, así como las últimas denuncias de corrupción que le han salpicado en los últimos días, entre otras.

Esa acusación tiene que ver con la supuesta creación de una empresa off-shore en paraísos fiscales, en el que está vinculado uno de sus hermanos, así como la compra de un inmueble en España, que el mandatario negó hoy tajantemente en un repentino mensaje a la nación por radio y televisión.

Para Hernández, en esa comparecencia Moreno, más bien, «lució descompuesto, nervioso, arrinconado y sólo» y calificó de apenas «rumores» a las acusaciones, pese a que se han presentado pruebas sobre la constitución de una cuenta en un paraíso fiscal y la compra de un bien en España.

«No desvaneció las acusaciones» y, más bien, mostró que «el nerviosismo está de parte del gobernante y de su círculo«, añadió Hernández, quien demandó que este tipo de denuncias se aclaren, en aras del combate a la corrupción que el propio Moreno ha enarbolado.

Deja un comentario