Consideran que reinició de actividades generaría empleo a 100.000 personas

Una primera reunión tripartita entre representantes de Derechos Humanos, dueños de salas de juego y casino y el representante del Gobierno Central se desarrolló en la ciudad de Guayaquil. El tema central de la cita fue la propuesta de los empresarios de reabrir sus puertas, esto, tras los resultados de la consulta popular del año 2011, que les obligó a dejar sus actividades.

El pasado jueves, el Primer Mandatario delego, a través del Ministerio de Industrias y Productividad, al Director del MYPES y Coordinador Zonal 5, Andrés Bejarano Sánchez, para la primera reunión tripartita.

Francisco Zambrano Campuzano, Presidente del Comité Ecuatoriano de Derechos Humanos y Sindicales (CEDHUS), promotor de la reunión, señaló que con la salida de estos negocios en el Ecuador, más de 100 mil empleados directos e indirectos se quedaron sin su fuente de trabajo.

Considera que, con el retorno regulado y controlado de esta actividad, se incrementarían las rentas del Estado y se daría trabajo a más de 100 mil personas.

Destaco que desde el punto de vista jurídico, con la salida de los casinos y salas de juego, se violó la Constitución y el Derecho Universal al trabajo, contemplado en diversos instrumentos jurídicos internacionales firmados por el Ecuador y ratificados por la Carta Política vigente.

Mientras que los empresarios saludaron esta primera reunión tripartita, y entregaron un documento en el que reflejan su predisposición para retornar con sus negocios al Ecuador.

Solicitan, asimismo, que en la próxima cita de trabajo, se invite a los delegados del Ministerio de Turismo, Trabajo, Salud y del Interior.

Fuente: CEDHUS

DEJA UNA RESPUESTA