La Fiscalía se abstuvo de acusar a cinco personas, entre ellas cuatro brasileños exfuncionarios de la constructora Odebrecht y un ecuatoriano, en el proceso que investiga el presunto delito de asociación ilícita. No incluyó al vicepresidente Jorge Glas, quien será llamado a juicio.

Durante la audiencia de preparación de juicio que se desarrolla este miércoles, la fiscalía remitió su resolución al juez Miguel Jurado, de la Corte Nacional de Justicia, quien puede acoger o desechar ese dictamen.

En un comunicado, el Ministerio Público explicó las razones por las cuales se abstuvo de acusar a los funcionarios de Odebrecht: Grossi Neves Mauricio, Ricardo Vieira, Simoes Dos Passo Claudemir y José Conceição Santos Filho. Para la Fiscalía los tres primeros brasileños solo recibían órdenes de Conceição.

En el escrito dice que “no se ha podido establecer con claridad y certeza la presunción de participación en el delito de asociación ilícita que se investiga” en contra de los procesados.

En cuanto a Conceição, conocido como el delator en esta trama, la Fiscalía se abstuvo de acusarlo por cuanto respeta un principio universal en el sentido de que una persona no se puede ser juzgada dos veces por el mismo delito. “La Fiscalía no puede dejar de observar que el procesado ya fue sancionado por la normativa y la justicia brasileña y, actualmente, está cumpliendo una condena (…) respeta el principio universal de derecho penal Non bis in ídem, que significa que una persona no puede ser juzgada y/o sentenciada dos veces por un mismo hecho”.

También se emitió el dictamen abstentivo a favor del ecuatoriano José Catagua Delgado, por cuanto “no tuvo contacto con el personal de Odebrecht, debido a que era un gerente nuevo” en la empresa Equitransa. “Era Kepler Verduga el dueño de la empresa y quien tomaba las decisiones”, reza el escrito del Ministerio Público.

Esta resolución de la Fiscalía provocó reacciones en las redes sociales a favor y en contra, entre ellas la del expresidente de la República, Rafael Correa, quien cuestionó el proceder de la fiscalía, cuyo titular es Carlos Baca Mancheno.

“¡No puede ser! Dejan en la impunidad a los brasileños de Odebrecht, empezando por Santos, corrupto confeso! ¡Esto es una gran farsa!”, redactó el exmandatario desde Bélgica, donde reside con su familia.

Correa agregó: “Odebrecht y sus funcionarios, son corruptos, pero el fiscal no los “acusa”. Mientras tanto, el vicepresidente en la cárcel. ¡Qué es esto!”.

El abogado defensor del vicepresidente, Eduardo Franco Loor, también condenó el dictamen de la Fiscalía. “Dictamen abstentivo del Fiscal General para Santos y los otros brasileños. ¡Una farsa!”.

Después de todo lo que hizo, dijo ser honesto?? lo que hizo ayer es tremendamente delictivo.

¿Si los funcionarios de Odebrecht son inocentes, significa que no hay delito?

DEJA UNA RESPUESTA