“Casi me matan por robarme el celular y el carro. Dos sujetos me interceptaron cuando el semáforo marcaba la roja en Ayacucho y Quito. Dispararon al aire, me golpearon en la cabeza y me dieron un cachazo. Nadie me auxilió. Desde entonces, los he visto tres veces allí. La delincuencia amedrenta, causa temor y nadie hace nada. Las autoridades deben responder”, René Villón.

El miedo y caso de René no es aislado. El miedo es proporcional y cotidiano en Guayaquil, dónde según moradores y fuentes policiales, existen varios puntos críticos dónde se cometen delitos a la orden del día.

1.- Los semáforos

Son una zona de máximo riesgo, en especial en horas pico. Lugareños y uniformados confirman que los sitios de robos frecuentes son en las avenidas Quito, Machala, Francisco de Orellana, Juan Tanca Marengo, 25 de Julio, simón Bolívar o Julián Coronel.

2.- Mala iluminación

La oscuridad es el mejor aliado del delincuente. Zonas oscuras se detectan en calles adyacentes a la 9 de Octubre, Antepara, 10 de Agosto, Colón, Sauces, Guayacanes, Kennedy, Samanes, parque lineal, Urdesa o San Martín.

3.- Vendedores ambulantes

Algunos maleantes se camuflan entre los comerciantes informales para subir a buses y delinquir. Sus sitios preferidos son la avenida de las Américas, Quito, Machala, Casuarina, Alborada, Francisco de Orellana, Benajmín Rosales…

4.- Motos y taxis

Algunos delincuentes actúan en estos medios de transporte en sectores como el entro, Florida, -Casuarina, Portete, Trinitaria, Nigeria, Sociovivienda, alrededores de centros comerciales y exteriores del Terminal Terrestre.

EXTRA consultó con el comandante General de Policía de la zona 8, Marcelo Tobar, quien reconoce que en Guayaquil existe “una complejidad bastante amplia y que la entidad está enfocada en el eje preventivo para hacer presencia y prevenir delitos”.

DEJA UNA RESPUESTA