Como una práctica depredatoria inaceptable calificó el Presidente de la República, Lenín Moreno, el hecho de que una flota pesquera de bandera china esté haciendo su faena en los límites del mar territorial que rodea a las Islas Galápagos.

En un comunicado enviado por la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia se confirma la presencia de la flota china en la zona. Ante esta situación, Moreno dispuso a las Fuerzas Armadas, Fuerza Aérea y Marina el envío de buques y aviones para resguardar la soberanía ecuatoriana.

Para revisar el tema, el Primer Mandatario solicitó al canciller José Valencia que convoque de manera inmediata al embajador de China en Ecuador, Wang Yulin. Además, Moreno dio la orden a la Policía Nacional de detener y poner a disposición de la justicia por contrabando de combustibles y delitos ambientales a quienes provean combustible a dichas embarcaciones extranjeras.

Esto en relación a que un barco de bandera ecuatoriana fue captado en aguas internacionales abasteciendo de combustible a uno de los buques de la flota china. 

Deja un comentario