Hasta el mes pasado se concretaron 40.000 despidos en el sector público. Según las autoridades, las nuevas contrataciones son de médicos y docentes.

La prometida austeridad todavía no se refleja en los pagos corrientes del sector público. En este año, el gasto en sueldos y salarios subió en 241 millones de dólares, comparado con 2017. En total, de enero a octubre del año en curso, se pagaron 7.466 millones de dólares en salarios para todos los empleados gubernamentales.

El incremento responde, en parte, al engrosamiento de la nómina de funcionarios públicos. Pese a que el presidente Lenín Morenoanunció recortes en el gasto estatal por el despilfarro que se registró durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, se contrató a cerca de 3.000 personas más en lo que va del año.

EXPRESO conoció que el plan gubernamental es terminar el año con unos 5.000 empleados más que en 2017. En dos meses, entonces, se agregarán 2.000 nuevos empleados estatales.

Santiago Cuesta, consejero presidencial para la optimización del Estado, explicó que el aumento responde a la contratación de más médicos para los hospitales públicos. Según dijo, hay desvinculaciones de burócratas, pero se compensa el dato con las nuevas contrataciones.

¿Cuántas escuelas, colegios, universidades y hospitales hay? Se redujeron alrededor de 40.000 plazas de empleo, pero los hemos reemplazado con 43.000 empleados. Solo en el hospital de Monte Sinaí [en Guayaquil] hay 8.000 personas recién contratadas”, dijo el asesor del primer mandatario.

Este Diario consultó con el ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, y él confirmó el dato de incremento de funcionarios del sector público. Sin embargo, esa cartera de Estado no entregó un desglose para conocer la variación por entidad pública para corroborar la contratación de más médicos y docentes.

Las autoridades coinciden en que la optimización del gasto tiene como objetivo reorientar la contratación a personal más cercano a la entrega de servicios como salud y educación. Es decir, se reducen puestos burocráticos de oficina para contratar, según dicen, doctores y profesores.

La dinámica se mantendrá permanentemente. Cuesta dijo quelas evaluaciones y reducciones de personal serán una constante en el aparato estatal. Cada entidad tiene que examinar las funciones de su nómina.

Es más, a ojos del consejero Cuesta, la mejor manera de eliminar a los burócratas afines al expresidente Correa es una evaluación de eficiencia laboral. Según contó, la constante es que los correístas son malos en su trabajo.

El gasto en sueldos y salarios no es el único rubro corriente que subió durante el gobierno del presidente Moreno. Según las estadísticas del Ministerio de Economía y Finanzas, en los diez primeros meses de este año se utilizaron más de 4.835 millones para bienes y servicios de consumo. En 2016 se gastaron 3.475 millones.

Las cuentas públicas

Ingresos

n De enero a octubre de este año, el gobierno de Lenín Moreno registró ingresos por 25.986 millones de dólares. De ese monto, 12.190 millones de dólares corresponden a impuestos y 5.595 millones a contratación de nueva deuda pública. La meta presupuestaria asciende a 34.199 millones de dólares.

Proforma

Para el próximo año, según la proforma presupuestaria que se discute en la Asamblea Nacional, se gastarán 9.498 millones de dólares en sueldos y salarios del sector público. En gastos de bienes y servicios, en cambio, se plantea un egreso superior a los 7.172 millones de dólares.

Deja un comentario