El presidente Lenín Moreno reconoció este martes los avances del país en educación media y superior en la última década que lo ubican en un lugar cimero a nivel mundial y señaló que el sueño de su gobierno es que todos los jóvenes accedan a una educación de calidad y continúen estudios superiores.

“Los sistemas educativos ecuatorianos ya no están en los últimos lugares de la región. Hemos avanzado muchísimo, tan como lo registran estudios de la Unesco, que nos ubican entre los países con mayor desarrollo en los últimos tiempos”, dijo al presentar desde la provincia de Cañar un informe sobre la situación de estas enseñanzas a nivel nacional.

Tras mencionar los obstáculos para acceder en la educación en el pasado, del cual él fue testigo como alfabetizador. “Cuántos años la educación de nuestros hijos estuvo condenada a la mediocridad, secuestrada por una organización que lastimosamente veía esta profesión como una oportunidad política”, enfatizó el mandatario.

Indicó que afortunadamente, los tiempos han cambiado. “Hace 10 años, 5 de cada 10 jóvenes en edad de bachillerato (48,39%) estaban matriculados en una institución educativa, hoy son 7 de cada 10 (71,53%)”, reveló desde Azogues, capital cañarí donde radica la Universidad Nacional de Educación (UNAE), una de las cuatro instituciones emblemáticas construidas por el gobierno de la Revolución Ciudadana (RC) encabezado por Rafael Correa.

La meta, sin embargo, es llegar al 100% y el sueño es que “todos los jóvenes ecuatorianos accedan a educación de calidad, que concluyan el bachillerato y entren a la universidad”, dijo el Mandatario.

“Por esto, nuestra mayor obligación es con los jóvenes de la patria. Para ello nos comprometemos a garantizarles educación inicial, básica, media superior, superior, especial e intercultural, con calidad, calidez, excelencia, y al alcance de todos”, remarcó.

Señaló como uno de los resultados positivos la creciente demanda de estudiantes y maestros, y el hecho de que el déficit de profesores en la educación media sea de apenas 1.276 profesionales. “Lo óptimo son 150.472 maestros y tenemos 149.196. ¡Todo un logro!”, resaltó.

Sin embargo, manifestó que en la educación superior esta cifra “es preocupante”, ya que el déficit de profesores con títulos de PHD asciende a 9.238, de acuerdo con cifras de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

“De nada sirve tener excelentes escuelas, colegios y universidades si no hay profesores capacitados y comprometidos con su labor”, lamentó.

Señaló que de ahí la importancia de contar con la UNAE, enfocada a la formación de “formadores”, para lo cual se necesitan jóvenes motivados y padres de familia comprometidos con el desarrollo de sus hijos.

Ratificó que el gobierno de la RC seguirá entregando becas para docentes y alumnos, ampliará la oferta educativa para responder a las necesidades y retos del país y a los anhelos de los jóvenes y se promoverán los posgrados de calidad.

Además, se reactivará y reforzará el bachillerato técnico y se creará el bachillerato productivo, así como muchas otras especializaciones y con el plan de gobierno ‘Toda una Vida’ miles de jóvenes podrán convertirse en emprendedores con el programa ‘Impulso Joven’, del cual ya se entregaron los primeros créditos.

El titular de Educación, Fánder Falconí, y el de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), Augusto Barrera, se refirieron a los avances alcanzados en la última década y expusieron la estrategia de ambas carteras para elevar la calidad de educación y mejorar el acceso de más estudiantes.

DEJA UNA RESPUESTA